Cómo fotografiar retratos de aspecto natural

Aquí está el truco. Así es como yo hago las cosas. Sobra decir que no tienes por qué hacer las cosas exactamente como explico, perfectamente puedes aplicar algún sistema que funcione mejor. Lo que quiero dejar claro es que lo que te voy a contar es mi sistema para crear retratos naturales, y si te gusta podrías ponerlo en práctica.

Creo que la gente a la hora de trabajar parte de la base de que para crear un retrato relajado, que tenga esa sensación natural, genuina, sincera que todos amamos en nuestras fotografías, tiene que retroceder completamente y sólo capturar los momentos a medida que se desarrollan. Esto es completamente cierto y completamente falso al mismo tiempo. He descubierto que las personas que no reciben una buena y confiable dirección tienen un tiempo muy limitado para sentirse relajado y por lo tanto el retrato no parecerá natural ya que ellos terminan actuando de una forma torpe.

La creación de retratos que sean naturales no es complicado pero sí que es cierto que requiere seguir varios pasos para conseguirlo. Aquí te dejo los que yo sigo explicados uno a uno:

1. Conoce a la persona

Aunque únicamente se trate de un cruce de palabras, tienes que romper el hielo e iniciar una conversación informal con la persona en cuestión. Este paso puedes iniciarlo incluso cuando no se conocen físicamente y solo se han comunicado por mail. Trata siempre de ser tú mismo para que te conozcan, se sientan cómodos contigo desde el principio y luego no se lleven una desagradable sorpresa. Esta relación puedes comenzarla ya cuando haya un contacto inicial, como mandando mails para confirmar una cita para la fotografía. Mi truco es tratar siempre de ser yo mismo para que me conozcan y se sientan cómodos conmigo desde el principio.

Considero que mi estilo de fotografía es una extensión de mi personalidad, por lo que hago mucho hincapié en que la gente se sienta cómoda conmigo; esto les ayuda a sentirse seguros y abiertos a darme su ser genuino en una sesión de retrato, y francamente me ayuda a conocerlos también. Una vez que empezamos a rodar, generalmente transmito una sensación bastante sólida para mis clientes. Sé lo que necesitan de mí para ayudarlos a estar en su mejor momento.

2. Planea unos cuantos disparos para romper el hielo

Siempre espero que los primeros 10 o más disparos no sean buenos, es normal. Estás nervioso, y no sólo tu, el que está delante de la cámara también lo está. Pero esto no significa que debas esperar hasta que te tranquilices para realizar buenas fotos. Te recomiendo que nada más llegues allí, te pongas a trabajar y te aseguro que te relajarás a los pocos minutos. Es como saltar al océano. Cuando uno aún está fuera y tarda una eternidad para entrar, es mucho más difícil que simplemente sumergirse y dejar que el cuerpo se ajuste a la temperatura.

3. Que la ubicación juegue en tu favor

Cuando llego a un lugar y ya tengo una idea de la personalidad de mi cliente y él de la mía, es mucho más fácil realizar un buen trabajo. Si son un poco tímidos, obviamente no voy a llevarlos al centro de un parque lleno de gente y esperar a que me den su mejor cara para trabajar con ellos. Necesitarás estar familiarizado con la localización así que escoge mejor un lugar más privado para que estén más cómodos y tu puedas sentirte inspirado. He de reconocer que esto es difícil para mi a veces, porque presto mucha más atención (y de hecho encuentro mi inspiración) a la luz disponible (que uso casi exclusivamente) que lo que está sucediendo en el fondo. A veces tengo que sacrificar esa luz impresionante para que los clientes estén cómodos. Sólo tengo que recordarme a mí mismo que al final una imagen bien iluminada que parece rígida y torpe es mucho peor que una imagen con luz que quizás sólo sea así, pero tiene una buena conexión genuina de mis temas.

Estos son los pasos que yo sigo para conseguir un buen retrato natural, no he añadido nada acerca de la necesidad de tener una buena cámara de fotos por que es obvio pero si no tienes una, notarás mucho la diferencia. La mía la compré a través de un código promocional que encontré en Mascupon. Si me lees desde otros países como México, Chile o USA, no te preocupes ya que también tendrás acceso a estos descuentos pinchando en el nombre del país.