¿Cómo conseguir fotos con buena luz?

1. Dejar paso a la luz

Lo esencial es abrir las  puertas, ventanas, cortinas, levantar las  persianas, encender las luces… Hay que buscar la luz perfecta.

2. Acercar el sujeto u objeto a la fuente de luz

Acercar el objeto a una fuente de luz, una ventana, una farola, una lámpara o unas velas. Cualquier luz, por pequeña que sea servirá de ayuda. Si el objeto no se puede desplazar puedes intentar acercar la fuente de luz (si hay alguna disponible que sí se pueda mover).

Aprovechar cualquier fuente de luz

Los dos primeros pasos son los más importantes.

3. Medición puntual

Utilizar el modo de medición puntual, pues en condiciones de luz escasa es más complicado realizar mediciones precisas. De esta forma se mide justo lo que se desea que quede bien expuesto y sin tener que preocuparse de lo demás.

4. Realizar una correcta medición y exposición

Esto sirve igual cuando se tiene luz y cuando no, salvo que en condiciones de poca luz adquiere una mayor importancia.

5. Subir el valor ISO

Normalmente se aconseja ajustar el valor ISO al mínimo para evitar el ruido. Pero hace conseguir una buena fotografía, hay que subirlo tanto como la cámara lo permita (y el ruido no sea demasiado molesto). Puesto que es preferible una foto con ruido que perder una gran captura. En algunas fotografías, el ruido puede ser un elemento creativo, en otras, hay que subir el valor hasta un punto en que no estropee mucho la imagen. Según qué tipo de imagen que se vaya a tomar o en  qué momento sea el que quieras capturar tendrás que elegir cual es la mejor opción para capturarlo correctamente.

6. Objetivos luminosos

Este es uno de los trucos que mejor  funcionan. Hay que utilizar el objetivo más luminoso que haya o que se pueda conseguir, es decir, uno que tenga una gran apertura (número “f” lo más pequeño posible). Si se dispone de poca luz y además se utiliza una lente que apenas permita la entrada de luz, poco se puede hacer sin recurrir a luz artificial. Una gran apertura será sin duda una gran aliada.

7. Velocidades de obturación lentas

Además de utilizar una apertura amplia, se puede disparar con velocidades lentas, de esta forma el diafragma permanecerá más tiempo abierto entrando así más luz. ¿Qué ocurre en este caso? se necesitará un trípode para velocidades más lentas o al menos un punto de apoyo para velocidades intermedias. Y si se está fotografiando personas, difícilmente podrán quedarse tan quietas como para usar una velocidad de menos de 1/25, para que la foto no salga movida hay que asegurarse de la velocidad. Aunque también cabe la posibilidad de que las personas de la imagen no sean protagonistas y puedan aparecer en movimiento con un interesante efecto creativo.

8. Uso del flash rebotado o difuminado

Evitar el uso del flash que viene incorporado en la cámara y que rebote o difumine el flash de mano.  Si rebota en una superficie blanca reflejará mucha más luz. Al rebotar o difuminar el flash, el efecto será menos artificial y sobre todo, la luz resultante no será tan dura y se evita sombras indeseadas.

 

9. Utilizar reflectores

Para dirigir la luz hasta el motivo principal. Se puede usar reflectores naturales, como la nieve o la arena, o los reflectores desplegables como estos.

 

 

11. Ajustar bien el balance de blancos

 

12. Estabilizador de imagen

Deja un comentario